Inicio
hostgator coupon 75 off

Ingeniería cooperativa

En busca de mejoras para el cooperativismo y la economía social.

Un proyecto de la FIO busca establecer sistemas de mejoras para el cooperativismo y la economía social.

• 20 de abril de 2017

 contex
El equipo de trabajo en Las Flores

 

Las cooperativas, fábricas recuperadas y organizaciones de economía social han surgido a lo largo de la historia argentina, como una resistencia ante las coyunturas económicas. En este contexto, los mismos trabajadores y operarios se ponen al frente de las industrias y servicios, con escasas herramientas para lograr la máxima calidad en sus productos en un ámbito de competitividad. Cómo puede aportar la ingeniería a esta problemática es lo que intenta responder el ingeniero Luis María Arrien en la publicación “La calidad de gestión en cooperativas”, realizada en conjunto con la Secretaría de Políticas Universitarias.

“Desde el 2001, la UNICEN cobró un rol protagónico con unas cuantas fábricas recuperadas y cooperativas de la zona, como fue el caso de IMPOPAR, en el que un grupo de profesionales y alumnos de esta Facultad nos pusimos a disposición para los procesos de certificación de productos”, contó el docente de la Facultad de Ingeniería, quien además expresó tener particular motivación y expectativa por el sector cooperativo. “La ingeniería y la universidad pueden contribuir en aspectos que lleven a la mejora en la competitividad, de sus buenas prácticas ya sean cooperativas de servicio, productos, o lo que sea”, aseguró.

La obra, co-dirigida por el Dr. Gerardo Acosta, se hizo en conjunto con la Facultad de Ciencias Sociales y se enmarcó en el Programa de Educación en Cooperativismo y Economía Social en la Universidad (SPU). “Hay que entender que el cooperativismo es un sector bastante desprotegido en el sentido del acceso al profesional, al servicio especializado. A su vez, la universidad también tiene que mover toda su estructura para ver de qué modo puede ayudar”, sostuvo el ingeniero.

Entre las máquinas de Contex

De acuerdo a la ley 20.337, las cooperativas son “entidades fundadas en el esfuerzo propio y la ayuda mutua para organizar y prestar servicios”. Actualmente, las cooperativas son reconocidas como instrumentos de autogestión, democracia, inserción económica y social de inclusión, de aporte al desarrollo local y que además reúnen aspectos de empresa. Pero en este escenario, hay abordajes que en cierta forma, carecen de fundamentos profesionales. “Cuando el obrero pasa a ocupar un puesto de gerencia, se encuentra con distintos abordajes en lo que no está capacitado, como managment, administración, calidad, certificación de productos, documentación técnica. Por eso los acompañamos desde la universidad como un servicio en aquellas áreas donde necesitan apoyo”, explicó Luis María Arrien.

En el año 2015, la SPU creó un programa específico para destinar fondos a esta tarea, a través de la Red de Vinculación Tecnológica de Universidades Nacionales (Red VITEC). Así fue como los docentes de la FIO se acercaron a la Cooperativa de Trabajo Textil Contex Ltda. de Las Flores, que se caracteriza por tener una industria textil muy desarrollada. “Presentamos un plan de trabajo con Gerardo Acosta donde nos preguntamos qué tecnología usan estas empresas, cuál es su necesidad de reconversión tecnológica, su estado del arte. Nuestro proyecto fue aprobado y nos contactamos con Sociales para trabajar en conjunto”, contó el docente. De la FIO también participaron estudiantes de Ingeniería Industrial y Electromecánica, y la ingeniera Gabriela Huls.

arrien
Ingeniero Luis MAría Arrien, director del proyecto.

El trabajo consistió en hacer un pormenorizado análisis de cada área de trabajo y un análisis de mejora de tareas. Esta fue la base para confeccionar un documento interno para la cooperativa y un documento público, como la publicación del libro, que tiene por objeto difundir la tarea de un grupo multidisciplinario, especialista, que puede estar a disposición de estas cooperativas. “La obra busca mostrar que hay una realidad común para todos y herramientas que apuntan a la mejora, y se encuentran dentro de la universidad. Lo estamos federalizando, entregando a legisladores, a otras cooperativas. Incluso hay un canal dentro de la Universidad al que se puede acudir, como Extensión, que tiene un programa de la economía social y las cooperativas”, indicó el ingeniero. El trabajo desarrollado apunta también, a aplicar un Sistema de Gestión que lleve a determinadas normas de calidad.

Entusiasmado, Arrien aseguró que continuará trabajando en el tema: “estamos tratando de implementar un plan de mejora para que la cooperativa tenga un sello de calidad como puede ser la ISO 9000 con buenas prácticas de fabricación de telas. Esto implica garantizar una serie de tareas en forma segura hacia adentro, mientras que puertas afuera es un sello de marca y la hace más competitiva en el mercado”, sostuvo.

Aprendizaje mutuo

“Para nosotros también es un aprendizaje porque este tema no lo aprendemos en la formación académica al sistema cooperativo, cómo opera. Sabemos que las cooperativas tienen problemáticas comunes, sobre todo en la organización, en la mejora de su producto, en hacer eficiente la forma de fabricar. Acá salimos del rubro metalmecánico y fuimos por la textil, también estamos conversando con la gente de Cerámica Blanca, de Tandil. Así de a poco, el sector cooperativo descubre que hay mecanismos para hacer las cosas y el mundo científico aprende a su vez de este sector”.

Este tipo de empresas están inmersas en una realidad socioeconómica donde les es muy difícil ser competitiva y se les dificulta acceder a las herramientas que tienen otras empresas. Tienen la gran fortaleza de adaptarse al medio y superarse día a día, tener un proyecto en común con el esfuerzo de todos –opinó Arrien- Gracias a ese esfuerzo abren la puerta todos los días y la universidad ahora quiere abrirse a ese mundo.

“Es un sector que está desprotegido, porque aquel que la conduce en el 99 por ciento de los casos es un operario que ocupa un lugar gerencial y debe interactuar con proveedores, tomar decisiones de venta, compra y garantizarse el sustento, ser responsable de eso y de sus pares que lo evalúan constantemente. No tienen capacidad operativa para contratar a un gerente, por eso nuestra publicación es un resumen de esa realidad. Es básicamente transferencia de conocimiento”, concluyó.

 

 

Al mal tiempo, buenas obras

El ingeniero Héctor Comparato analiza la relación entre obra pública e inundaciones

El ingeniero Héctor Comparato analiza la relación entre inundaciones y obra pública.

12 de abril de 2017

  comparato
El ing. Héctor Comparato es docente de la Facultad de Ingeniería.

Otoño desembarcó con un gran caudal de lluvias que parece no dar tregua a localidades de todo el país. La inundación en Comodoro Rivadavia, que en la última semana arrasó con la ciudad, pareció inaugurar un escenario que en menor escala de daños se replicó en General Villegas, Trenque Lauquen, Mar del Plata, La Madrid y La Cocha (Tucumán), Santa Rosa (La Pampa), Posadas (Misiones); y puso en alerta tantas otras en un total de diecisiete provincias. El panorama despierta los peores recuerdos para los olavarrienses, y el análisis del ingeniero Héctor Comparato, docente de la Facultad de Ingeniería, exige una revisión del accionar político.

No hay obra que impida el paso del agua cuando cae el doble y hasta el triple de la media anual, en sólo unos días. “Si el régimen de lluvias de Comodoro Rivadavia es de 200 milímetros por año y caen cerca de 400 en una semana, es fuera de lo normal y la ciudad no está preparada para recibir esa cantidad de agua en poco tiempo”, explicó quien además es director de Hidráulica de Azul. “Por ejemplo, en nuestra zona, centro de la provincia de Buenos Aires, el promedio anual es entre 800 y 900 mm”, agregó.

lluvias
Fuente: Christian Garavaglia, SMN. 

“Buscar la causa de las inundaciones puede ser muy errático, difícil de encasillar”, dijo Comparato. “Si hablamos del clima, el globo terráqueo está rodeado de una masa de aire en pleno movimiento con determinada presión, temperatura, etc. Nosotros estudiamos la probabilidad del tiempo, los pronósticos, en ese sentido tenemos una relación muy cercana con el Servicio Meteorológico Nacional”. Entonces la pregunta es, una ciudad como Comodoro Rivadavia ¿pudo haber prevenido la catástrofe por la cual se evacuaron a más de 10 mil familias? “Las condiciones son adversas pero esto es un hecho inédito. Cuando ocurrió la inundación del ’80 lo que se dijo a nivel gobierno fue ‘bueno, esto fue algo excepcional, no va a volver a suceder’ y cinco años más tarde se repitió”, ejemplificó. En este sentido, la ciudad petrolera hace más de cinco años que sufre inundaciones.

La obra pública, la mejor carta

Comparato fue el primer subsecretario de Hidráulica que tuvo Olavarría, en el año 2014 cuando se creó el área. Casi dos años después renunció a su cargo y actualmente se desempeña como director de Hidráulica del municipio azuleño, de donde es oriundo. Además, es docente de las asignaturas Hidrología y Obras Hidráulicas de la carrera de Ingeniería Civil de la FIO, y fue coordinador de las Comisiones técnicas de estudio de factibilidad de construcción de defensas contra inundaciones en la cuenca alta del Arroyo Tapalqué en el Partido de Olavarría.

La obra pública atraviesa gran parte de su trayectoria. “La obra hídrica es fundamental, y me sigo enterando de lugares donde hacen el pavimento sin tener en cuenta el desagüe pluvial. El tema político es algo que está siempre en movimiento y nunca vas a saber el final de la historia. Si bien se hacen cosas bien, es muy difícil instalar los planes directores a largo plazo”, explicó el ingeniero. “Por eso, instituciones como la Facultad tienen que tener presencia en este tipo de proyectos pensado también para la región”, añadió. Justamente a ese objetivo apuntó el seminario de Mejores Prácticas en la Ingeniería Municipal, que la FIO dictó hace poco destinado a funcionarios y equipos técnicos de localidades del centro de la provincia.

“El defecto del sector político es pensarse en su Partido”, apuntó Comparato. “En Olavarría en un momento podríamos haber trabajado juntos y no se logró, y después se instala el hecho de que Azul se inunda y Olavarría no, pero eso también es de mucha ignorancia, porque en estos temas se habla de cuencas, no importa si es Olavarría, Azul, Tandil, etcétera”, señaló el funcionario; y contó que “uno de los planes directores que hicimos pero quedó en los papeles fue el Plan de Ordenamiento Hídrico de 1.600.000 hectáreas en el partido norte de las sierras de Tandilia que comprendía Olavarría, Azul y Tandil, y aguas abajo Ayacucho, Rauch, etc. Fue una gran idea, trabajamos hasta el anteproyecto, pero hubo un cambio político y lo perdimos, este ejemplo es el mayor problema de nuestro país. Para colmo tenemos elecciones cada dos años y pensamos en ese plazo, pero hay que pensar a 50 años”, consideró.

El caso Azul

El ingeniero llevó el plano de análisis a lo ocurrido con la ciudad cementera y la cervantina: “La verdad es que si Azul no se hubiera inundado los últimos años, no sé si estaríamos por inaugurar una presa. Después de 30 años se está por inaugurar La Isidora y otra, Manantiales, está en proceso de construcción”. Por eso –insistió- uno de los problemas troncales es saber qué va a pasar, y para afrontar esto los planes directores son el único camino. “Acá todo tiene que ver: la naturaleza, lo político, el conocimiento científico”, expresó Héctor Comparato.
"Si Azul no se hubiera inundado los últimos años, no sé si estaríamos por inaugurar una presa"
Héctor Comparato

Las cuencas de Azul y Olavarría tienen características similares, a pesar de que las acciones para atenuar las consecuencias de las inundaciones son diferentes. “Es la ingeniería la que busca atenuar los fenómenos”, remarcó el ingeniero civil, y se refirió nuevamente a las presas: “En el año 1989 se pidió un estudio al BID (Banco Interamericano de Desarrollo), que financió el proyecto de La Isidora y Manantiales, que está en ejecución. Es un terraplén de 4000 metros, tiene 8 orificios y lo que hace es que en esa zona alta donde el agua baja muy rápido, se regule el paso. En una medición que hicimos pasaban 100 metros cúbicos por segundo, el impacto de la Isidora es que bajaría a 36 por segundo”. Pero entre el ’89 y el 2017, los vecinos de Azul sufrieron varias inundaciones.

Más allá de la coyuntura política, el Estado debe articularse para llevar soluciones a las comunidades, que es en última instancia, razón de su existencia. La Isidora, por ejemplo, logró reunir modelos de simulación de la Facultad de Ingeniería, la Municipalidad de Azul y el Instituto de Hidrología de Llanuras para llegar a un proyecto completo. Será cuestión de llevar el ejemplo tanto al norte como al sur del país.

 

Son tiempos de cambio

El panorama del cannabis medicinal en la Argentina, tras la aprobación de la ley

El panorama del cannabis medicinal en la Argentina, tras la aprobación de la ley.

 

• 05 de abril de 2017

 

 cannabis01
El cannabis tiene un fin terapéutico.

En un proceso que hace tan solo 12 meses se veía bastante lejano, la Cámara de Senadores de la Nación aprobó por unanimidad la ley de cannabis medicinal. La lucha sostenida que madres, padres, organizaciones sociales y científicas comenzaron tiempo atrás en pos de mejorar la calidad de vida de personas con diferentes enfermedades, comienza a pisar suelo firme, pero con interrogantes renovados. Gastón Barreto, investigador de la Facultad de Ingeniería de la UNICEN e integrante de CAMEDA (Cannabis Medicinal Argentina), intentó entre tanto humo, dispersar varias de las dudas sobre el tema.


En términos generales, los aspectos más destacados de la ley aprobada el 29 de marzo apuntan al desarrollo de la investigación con fines terapéuticos y científicos de la planta de cannabis y sus derivados en la terapéutica humana; a la producción nacional de sustancias; y a la ampliación de las importaciones para las personas que requieran aceite de cannabis, ya comerciable en otros países.

En este sentido, el actual secretario de Extensión de la FIO considera que es un momento estratégico para la universidad argentina, y particularmente para la UNICEN, que el sábado pasado organizó su primera jornada institucional sobre Cannabis Medicinal. “Tenemos recursos para cubrir todos los aspectos que el tema contempla. Estamos trabajando con antropólogos, con profesionales de Salud, en Azul tenemos la pata legal, la Facultad de Agronomía. Hay voluntades para que la UNICEN sea referencial y necesitamos gente que se quiera sumar”, señaló Barreto. Pero, ¿por dónde se empieza?.

La autoridad de aplicación estará bajo la órbita del Ministerio de Salud de la Nación, y desde este ámbito, lo hará a través del CONICET y el INTA. “Las investigaciones científicas se van a orientar a la obtención de un producto clínicamente aceptado y homologado para llevar al mercado, cosa que me parece sumamente difícil de lograr en el país”, opinó el doctor en Química. “Para mi no hay ningún desafío ingenieril ni analítico en obtener el producto, creo que otros países lo han transitado. El desafío está en saber en qué producto vamos a enfocarnos, porque si hacemos una reducción del análisis diciendo que es el cannabis, en singular, estamos al horno ya que hay cientos de genotipos distintos, que actúan sobre distintas patologías".

cannabis
Dr. Gastón Barreto.
El punto de partida

¿Qué genotipo va a elegir el Estado para analizar? “Esa es la primera pregunta que a mi parecer se debe resolver. Ojalá que en esas instancias de discusión que tiene que llevar adelante el Estado llamen a las comisiones asesoras, gente que sepa de cannabis, como las ONG’s, las asociaciones de cultivadores porque lo medicinal debe estar estandarizado”, expresó. Por eso, el autocultivo quedó fuera de la reglamentación votada. “Entendemos que por ahora no es una solución, atendiendo que los estándares de cultivo que deben respetarse para tener una homogeneidad en los resultados, son muy estrictos. Los bancos de semillas de referencia, como la holandesa Bedrocan, son casi los únicos que logran estandarizar el producto final que tienen. Y tienen un sistema recontra cerrado para no afectar el cultivo”, aseguró.

Hay un montón de cosas que tenemos que analizar –consideró Barreto - que no hacen tan fácil la instrumentación de esta ley. Mientras, seguramente las asociaciones de padres y cannabicultores continuarán produciendo el aceite de forma casera, “ya que la problemática social sigue estando tan latente como el martes pasado”.

¿Tenemos las capacidades en el país para poder hacerlo? ¿Cuánto tiempo implicaría cada uno de los análisis? “Yo no soy muy optimista en los tiempos que se van a llevar adelante con la normativa, y tengo miedo de que si vamos muy rápido nos equivoquemos. Eso es lo que digo, para hacer algo serio de producción nacional hay que pensar un gran espectro de posibilidades y eso lleva tiempo”, sostuvo el químico, “mientras tanto hay que ver como se instrumenta la ampliación de las importaciones que contempla la ley, porque el Estado se tiene que hacer cargo de garantizar la medicación”.

Actualmente, el cromatógrafo que la Facultad de Ingeniería de Olavarría tiene en su laboratorio de química está en condiciones de determinar el contenido de cannabinoides en una planta de cannabis. En este sentido, el decano de la FIO, ingeniero Marcelo Spina reafirmó que la institución sostiene la misma postura que cuando CAMEDA presentó sus objetivos en septiembre pasado. “Queremos poner al servicio de esta cadena de valor nuestra participación en cuanto a la responsabilidad, el análisis composicional y la seguridad de los estudios”, dijo el decano. “Queremos poder optimizar los procesos de extracción, de producción y análisis de calidad. Con los equipos que tenemos ya podemos determinar contenidos de canabinoides, y con otros que llegarán podemos hacer aún más, como detectar contaminantes”, señaló.

Hoy, las universidades enmarcan sus investigaciones en Proyectos de Extensión con ONG’s y asociaciones que ya tienen una personería jurídica. Así, se canaliza la entrada de productos cannábicos, y es como la Universidad de La Plata sentó precedente con el trabajo del doctor Marcelo Morante. “Como grupo celebramos la ley, fuimos de las que más la apoyó, ya que hubo cierto resquebrajamiento entre las organizaciones con el tema del autocultivo; entre las que están a favor y en contra”, graficó Gastón Barreto, recién llegado de Jujuy donde disertó en el 1º Seminario del tema, organizado por la Fundación Cannabis Jujuy y la Universidad Nacional de Jujuy. “Fue el primero después de la aprobación de la ley, y ya la escena cambió totalmente”. Sin dudas el escenario seguirá cambiando, y es una oportunidad para que la investigación argentina junto a la universidad pública muestre todo su potencial.

 

Revalorizar el rol docente

Una mirada sobre el escenario actual de la educación.

Una mirada sobre el escenario actual de la educación.

  5 de abril de 2017

 educacion
Bertelle y Rocha, especialistas en educación.

Educación y docencia se han convertido en las últimas semanas, en temas de la agenda pública, mediática y política. El sistema educativo en todos sus niveles atraviesa hace tiempo un cambio de paradigma donde la función en el aula ya no es solamente enseñar contenidos, sino además contener, formar ciudadanos de derecho y adentrarse en las realidades de los estudiantes, todo por igual. A ello, se suman las luchas salariales, los recortes presupuestarios, la coyuntura política. Dentro de este contexto, ¿qué se espera del docente? ¿cómo son los estudiantes que llegan de la escuela secundaria a la universidad?

La Dra. Adriana Rocha y la Magíster Adriana Bertelle, pertenecen al Departamento de Profesorado en Física y Química de la Facultad de Ingeniería de la UNICEN, y desde ese espacio llevan adelante la tarea no sólo de formar estudiantes, sino docentes que luego se desempeñarán profesionalmente dentro del aula. A través de la formación de grado en carreras como el Profesorado en Química y la Licenciatura en Enseñanza de las Ciencias Naturales, o de posgrado como la Especialización y Maestría en Enseñanza de las Ciencias Experimentales, se adentran en las aulas de la educación primaria, secundaria y superior.

"Desde los equipos docentes de nuestras carreras hay una preocupación de mantener el vínculo con los niveles educativos a través de estos profesionales", expresó Rocha, "no sólo para poder trabajar sobre la realidad educativa de nuestras aulas, sino también para seguir pensando cómo nos formamos y acompañamos en la formación continua. Creemos que la formación de un docente empieza cuando va a la escuela primaria y termina cuando se jubila, a eso le llamamos formación continua", agregó.

El Grupo Operativo en Didáctica de las Ciencias Experimentales lleva adelante actividades prácticas y teóricas para reforzar la formación de formadores. Adriana Bertelle señaló que se trata de "un grupo en el que trabajamos docentes de distintos niveles, alumnos avanzados de la carrera de Profesorado e investigadores. Hacemos actividades de intercambio y trabajo conjunto en la elaboración de algunas propuestas educativas para llevar a las aulas. Estas a su vez son analizadas y sirven de insumo para trabajar con el docente especialmente en la reflexión". En tanto, sostuvo que "cuando el docente trabaja en las distintas instituciones el tiempo para leer y actualizarse es acotado, pero a través de estas actividades pueden permitirse estar actualizados y ser usuarios de resultados de las investigaciones en educación".

De la escuela a la Facultad
En cuanto a la relación de la universidad con el nivel secundario, Rocha expresó que el sistema educativo es sumamente heterogéneo "en ocasiones hasta depende de las voluntades de docentes y directivos". En este sentido –sostuvo la doctora- “es muy difícil definir cómo está la escuela secundaria, hay que ser cuidadosas con eso; lo que sí sabemos es que hay docentes con mucho entusiasmo por hacer cosas, con necesidad de formación y acompañamiento, así como también hay muchos estudiantes que podrían aprovechar mucho más su capacidad si encontráramos la manera de guiarlos mejor”.

“Pero sobre todo, hay una necesidad de revalorizar socialmente el rol del docente, que los docentes realmente seamos vistos como profesionales de lo que hacemos con todo lo que eso implica”, explicó. “Creo que está muy desvalorizada la profesión docente desde la mirada social y su formación continua. El trabajador tiene que rebuscárselas por su cuenta para actualizar su formación, probablemente la va a tener que pagar de su bolsillo”, afirmó Rocha.

El trabajo dentro de cada institución educativa también conlleva una inversión de energía y compromiso. Las especialistas de la FIO sostienen que existe un cúmulo de aspectos que se deberían dar dentro de la institución como la tarea de reflexión, de planificación. Actualmente el docente hace su trabajo, se va a su casa y allí decide cómo hace para enfrentar la realidad que hoy es la escuela secundaria, que cambia y genera desafíos todos los días”. Adriana Bertelle indicó al respecto, que “es muy importante el trabajo en equipo constituido por los directivos de la institución, donde apoyen y acompañen a los docentes en relación al trabajo de secuenciación y selección de contenidos, en cuanto a intercambiar con los colegas, el cómo evaluar. Es fundamental que se discuta dentro de cada institución, porque cada institución tiene su contexto, su grupo, sus estudiantes, y también es importante la autoevaluación, cada año preguntarme qué aporte he hecho, cómo he trabajado. Yo creo que estos aportes son fundamentales para que podamos decir somos profesionales y estamos actuando como profesionales docentes”, aseguró.

Finalmente, brindaron su punto de vista sobre la transición de la escuela secundaria a la universidad: “la gran mayoría de las herramientas cognitivas las adquieren en al escuela secundaria, y nosotros en la universidad deberíamos seguir contribuyendo a que se sigan desarrollando. Que los estudiantes sean diferentes y vengan formados de manera diferente en la escuela secundaria claro que nos influye, pero eso no justifica el fracaso. Si como ámbito universitario nos interesa el sistema, si somos parte de un sistema educativo articulado, tenemos que ver cómo modificamos nuestras prácticas a raíz de los nuevos estudiantes que estamos recibiendo, que tienen actitudes totalmente diferentes de las que esperamos, conocimientos conceptuales y formas de hacer las cosas diferentes, pero ni menos ni más. Los conocimientos con los que estudiantes ingresan a la universidad es la materia prima con la que contamos, y con la que tenemos que trabajar”, concluyeron.

 

card_membership
Doctorado en Ingeniería
report_problem
Seguridad e Higiene
Presencial / A Distancia
public
Relaciones Internacionales
school
Graduados

Actualidad Archivo de Noticias

Nanotecnología para el desarrollo de energías ...
El físico Rodolfo Fuentes brindó un conferencia en la FIO. • 29 de marzo de ...
Caminos abiertos
Mónica Fernández se jubiló de la FIO.       Cuando empezó a dar ...
La ingeniería al servicio de la prevención
Un análisis de gestión de la calidad en la realización de un megaevento. • 23 de marzo de ...
Historias para inspirarse
Bajo el lema “Reinventarse” se realizó en la FIO una nueva edición del evento ...
En busca de nuevas historias
Ingeniería será sede de la segunda edición de TEDx Olavarría.   • 08 de marzo de ...
Tonos de mujer
Se realizó la jornada cultural en Ingeniería por el 8 de marzo.     Hacia los ...
Mensaje de la Gestión
Nuevos modelos para el desarrollo institucional.   El Consejo Académico de la FIO dio su ...
Todo está inspirado en la memoria
Ignacio Montoya Carlotto cantó en la FIO por la Memoria, la Verdad y la ...

Agenda

24Abr18:00 - 20:00
Marketing para Ingenieros
25Abr14:15 - 15:15
Taller de Yoga
27Abr17:00 - 20:00
Gestión de la Innovación
27Abr19:30 - 21:30
Taller de Coro
02May14:15 - 15:15
Taller de Yoga
date_range
Calendario académico
import_contacts
Biblioteca
local_dining
Comedor
bubble_chart
Cultura
donut_small
Comunicación Institucional
perfil1
logofii

Fundación de Ingeniería para la Innovación

Facultad de Ingeniería

Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires

Av. Del Valle 5737

(7400) Olavarría - Buenos Aires - Argentina

+54 02284 451055

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


 

UNICEN

puntoFIO - Boletín semanal de noticias

Intranet