Inicio

Ingresantes

Estudiantes

Carreras

Investigación

VyT

Extensión

Institucional

+Info

Inicio

"Trabajamos para poner la Facultad en la agenda pública"

El decano Marcelo Spina y el cierre de un período.

Con la reelección para un nuevo período en sus manos, lo que pudo ser un mensaje de cierre de gestión se convirtió en la plataforma de una instancia renovada. Marcelo Spina repasa lo actuado antes de poner la mira en lo que viene.

 

 • 26 de diciembre de 2016

spina
Marcelo Spina.

“Me parece que hicimos un gran esfuerzo por volver a poner la Facultad en la agenda pública de la comunidad”, dispara Marcelo Spina frente a un grabador que espera la revisión de lo actuado en el cierre de su gestión. “Esto se visualiza a través del impacto que nuestros Programas institucionales han tenido en el afuera, y también a través de la comunicación. Hay un sistema que realimenta la calidad interna, pero que arranca afuera: en la medida que tengamos una mayor visibilidad y, por lo tanto, una mayor demanda, vamos a tener una mayor presión para lograr los argumentos de modificaciones estructurales”.

Afortunadamente, la FIO ha conseguido en el territorio que habita un reconocimiento que ya nadie discute. Sin embargo, Spina cree que hay que ir por más.

"La Facultad, si bien ya tiene una trayectoria de mucha rigidez, orden, calidad y prestigio, requiere también estar amoldada a las dinámicas sociales. Y en esto, podés ir más rápido o más lento y el problema no pasa por ahí, sino por estar armónico con ese desarrollo".
Marcelo Spina

La preocupación de la Gestión reelecta por acercarse al entorno parece definir las perspectivas a futuro. “Trataremos de ir a un modelo más flexible de organización, que interactúe vertical y horizontalmente”.


Cal y arena
Ingeniería como disciplina profesional recibió apoyos de parte del Estado, desde que la profesión fue puesta en prioridad a nivel nacional. “Esto no ha terminado de impactar porque estas cosas son lentas; por lo tanto todavía no repercute en una mayor cantidad de inscriptos, o mayor tasa de graduación, u otra visualización social de la profesión. Pero ha sido un avance.”, afirma Spina.

“A la vez, tenemos una gran respuesta de los municipios de la región. Siempre ha sido así, y los últimos años no fueron la excepción. Me parece que ahora, que en la gran mayoría se trata de gobiernos municipales nuevos, están viendo que la FIO puede ser un apoyo para la gestión de proyectos”.

Sin embargo, no todo es armonía en esta mirada: con la Municipalidad de Olavarría “tuvimos históricamente un proceso de maduración y articulación inclusive lograr que el estado municipal sea un promotor de ciencia y tecnología aplicada. Pero ahora se ha frenado, nos cuesta engranar con la gestión actual. Seguimos confiando en que va a mejorar, y estamos dispuestos. Pero cada día que pasa y no se aprovechan las capacidades instaladas es retroceso”.

Salir a la calle
Spina destaca la evolución en el vínculo con otras organizaciones intermedias. Aún admitiendo que se está lejos del techo en el potencial para esos vínculos, resalta el hecho de estar en la mesa de diálogo de la industria, a través del Centro Industrial y el Parque Industrial, o con los empresarios. “Creo que si queremos ser referentes nacionales o regionales en algún tema, primero tenemos que demostrar que somos útiles en nuestro entorno. Nuestros docentes deben poder interactuar con los empresarios, con las problemáticas reales, con las ONG, con las Cámaras y los otros niveles educativos autogestionando vínculos. Ahí hay un gran trabajo para hacer”.

Las energías de la nueva gestión Spina en el Decanato, apuntan al capital humano. Habiéndose instalado como institución en un reconocido sitial de privilegio, la intención es levantar la vara: “Esto alcanza a Docentes como Nodocentes; hay que poner extrema atención a la relación con el medio. Tenemos herramientas, que nos permiten darle flexibilidad a la relación y el personal debe estar muy atento a esta necesidad, para adaptarse a un requerimiento renovado”.

Balance positivo
Sin necesidad de pedirlo, a Marcelo Spina le brota el relato de los logros de su período. “Hay mucho para rescatar”, se entusiasma. “Hemos incrementado la Planta Académica; pusimos en marcha la carrera de Ingeniería en Agrimensura y conseguimos todos los recursos económicos para que funcione, desde el día cero; lo mismo Logística Integral en Quequén; la Licenciatura en Tecnología Médica fue un avance más, que marca hacia dónde queremos ir con el tema; el acuerdo logrado con la misma Universidad para traer el MBA, con gran número de participantes; las Diplomaturas, como Ergonomía; los dos ciclos en paralelo de Seguridad e Higiene, con más de 100 estudiantes de todo el país por año. Y me parece que tenemos que ir hacia tener más oferta en la capacitación formal”

Investigar desafíos
La Investigación se ha ido convirtiendo en uno de los temas importantes de la unidad académica. Marcelo Spina relata su visión del tema. “Hoy vuelve a haber un desafío para las Universidades, y es que cada una empiece a manejar sus propias líneas de investigación que crean prioritarias, porque hay temas nuevos. Todo lo que se ha asentado vía unidades ejecutoras y CONICET, es porque eran grupos ya establecidos, que tenían líneas de trabajo consolidadas con muchos años, y tienen la fuente de financiamiento y pueden acceder a ella. Pero hay temáticas nuevas en la región, que hay que abordarlas. Entonces, la Universidad tiene que volver a gestar instrumentos para potenciar esta dinámica. Ese es el desafío que se viene en la materia acompañada una política de formación de RRHH”

Mis ladrillos
En el campo edilicio, el período 2012 – 2016 ha marcado la readaptación de los espacios existentes, tanto en mobiliario, equipamiento, mantenimiento, iluminación, tecnología educativa.

Spina sostiene que “tenemos aulas antiguas, en cierto sentido; pueden servir para una conferencia, pero no para trabajar en grupo, armar equipos o estar interconectados. El pabellón que se está construyendo en este momento apunta a eso. Y el mobiliario debe adaptarse también, algunas con modelo de aula- taller. Eso está proyectado.

Consultado sobre el Centro de Desarrollo Emprendedor e Innovación (CDEI), tanto en lo edilicio como en lo político - operativo, el Decano reelecto cree que “hizo visible un espacio físico de encuentro al que pueden asistir emprendedores, pero también sirve para cuestiones sociales, que suelen ser el primer eslabón del vínculo. Esto se va a valorar con el tiempo, porque es el lugar en el que se pueden llevar adelante muchas actividades de vinculación, que tienen que ver tanto con la economía social como con la economía productiva y la incubación de empresas”.

Volver a hacerlo
Respecto del recurso humano y a tono con su visión a futuro, Spina anuncia que “tenemos que armar una planificación estratégica de los recursos humanos de la Facultad, para lograr su crecimiento y su formación. Hay que volver a dar el mismo proceso que se dio a principios de los 90, cuando se formó la gente para que sea la masa crítica actual.”

Los ejes sobre los que asienta la revisión están bien definidos: gestión de la innovación, bioingeniería, energías, y alimentos. “Esto no lo hemos inventado nosotros”, aclara Spina, “tiene que ver con el desarrollo estratégico de Argentina 2020, que asigna estos temas prioritarios para el centro de la Provincia. Los temas están ahí, y no le pertenecen a una sola carrera sino que son interdisciplinarios, e incluyen a todos los actores sociales”.

La FIO, a examen
El otro tema que desvela a la nueva Gestión, pasa por cerrar la Evaluación interna, para llegar a certificar normativas, tanto de Laboratorio como institucional. “Vamos a crear un Área de Acreditación y Control de Calidad, que va a trabajar en modo descentralizado respecto de las Secretarías, como para tener indicadores permanentes que nos digan si estamos dentro de la Planificación Estratégica o tenemos desvíos para corregir acciones. Con este modelo pretendemos nos acerque a una acreditación internacional. Cuando tenés un sistema auditado que cierra el lazo entre la acción y lo planificado, la calidad pega un salto. Eso nos acercaría a una madurez institucional muy atractiva”.

 

Herramientas para emprender

Se realizó una capacitación para mujeres víctimas de violencia de género

Se realizó una capacitación para mujeres víctimas de violencia de género.


 

 cursovvg dest
Referentes institucionales en el cierre del curso

Finalizó el curso ”Herramientas para emprender” para víctimas de violencia de género, organizado por el Centro de Desarrollo Emprendedor e Innovación (CDEI) de la Facultad de Ingeniería, la Defensoría Pública, la Mesa local contra la violencia familiar y de género y la Dirección de Políticas de Género de Olavarría. En lo que fue el cierre de la capacitación, que tuvo una duración de 40 horas distribuidas en varias semanas, se pudo respirar un clima de triunfo, satisfacción, alegría y mucha emoción.

Participaron del curso que se dictó en la FIO, 27 mujeres que asistían con sus hijos e hijas, para los cuales se armaba un espacio de recreación. Fue un verdadero trabajo en equipo. El objetivo de la iniciativa era no sólo estimular aptitudes emprendedoras, sino contener, aprender y pensar en futuros posibles. Así, se llegó al final con siete proyectos listos para salir adelante. Incluso, a la tercera clase una de las participantes renunció a su trabajo para dedicarse de lleno a ser su proyecto laboral, con el asesoramiento del CDEI. Y como sorpresa para las mujeres emprendedoras, ya comenzaron los diálogos para encontrar financiamiento.

Una nueva etapa
En el cierre de la capacitación hubo referentes de todas las organizaciones: el decano de la FIO Marcelo Spina, la vicedecana María Peralta, el defensor general Diego Fernández, la directora de Políticas de Género, Florencia Juárez, el director del CDEI Marcos Lavandera y Silvana Valente, referente de la Defensoría Pública y la Mesa contra la violencia familiar y de género.

El evento se realizó en el Auditorio de la Facultad, donde las participantes estuvieron acompañadas por sus familias y se proyectó un video con algunas experiencias.

“Para nosotros fue una sorpresa cuando se pensó el proyecto: cómo se fue trabajando desde la Mesa local la posibilidad de poder articular desde la Facultad de Ingeniería un curso para emprendedores, en este caso para las chicas que venimos acompañando desde la Dirección de Políticas de Género”, señaló Juárez. “Esto también apuntó a pensar que otra vida es posible, que otro proyecto de vida es posible, y el video es un reflejo de lo que ustedes sienten, las ganas que tienen que seguir proyectando, que nunca hay que perderlas, porque siempre hay revancha”, alentó.

Por su parte, el defensor general se mostró también emocionado: “Es impresionante cuando un proyecto puede calar hondo y captar las fibras de los demás, realmente ser un instrumento y un motor de cambio. Desde la Defensoría Pública estamos realmente muy contentos por una posibilidad de trabajo interinstitucional con la Facultad”, sostuvo Diego Fernández. “Creo que este es un ejemplo de vinculación para poder pensar y cambiar la mirada de cuáles son las acciones que se pueden realizar cuando estamos frente a personas que han pasado situaciones extremas de situaciones de violencia, de cómo emponderar a la gente. Que mujeres que pasaron por situaciones terribles por su vida puedan empezar a emprender. Este trabajo fue tremendo, seguramente estamos frente a mujeres más fuertes”, finalizó.

Con el ambiente cargado de muchas emociones cruzadas, la vicedecana de la FIO dijo que “escuchar tantos testimonios es muy movilizante y la pasión que le ponen realmente nos hace sentir que los agradecidos somos nosotros, de que hayan venido a compartir esta actividad”, expresó Peralta. “Ustedes se llevan un rol agregado, se llevan el poder planificar, tienen compañía en esto de emprender, pero nosotros nos llevamos mucho más”. Finalmente, Marcelo Spina reflexionó: “Alguno se preguntará, así de forma distraída, que hace la Facultad en una mesa de diálogo, que hace la Facultad debatiendo esta problemática, si la Facultad tiene que formar profesionales y hacer investigación, porque para eso el Estado les da recursos. Pero no es el objeto de la universidad pública esa mirada tan sesgada, sino que lo nuestro tiene que ver con este concepto que se está mencionando acá. En la medida que se integren capacidades la integración social es posible, en la medida que se integran instituciones es mucho más sencillo abordar problemáticas mucho más complejas”.

El decano de la FIO agregó además, que “las funciones que tienen el Estado, el sistema productivo, los emprendedores, es formar un sistema integrado que permita el cambio social, me parece que es lo fundamental y lo que estamos viendo reflejado con lo que vemos aquí”, concluyó.

Luego se entregaron los certificados y previo a una cena compartida en el CDEI, hablaron Marcos Lavandera y Silvana Valente. El director del Centro de Desarrollo Emprendedor, señaló que “fue difícil, para mi personalmente fue un desafío. Humildemente intentamos conducir un proceso que fue de ustedes, el resultado es de ustedes, creo que eso es lo más importante”, y emocionado, consideró: “Hemos aprendido muchísimo, es una problemática que aún no está instalada, nos queda mucho por trabajar. Hemos intentado hacer un aporte desde la institución. Hemos discutido cómo hacerlo el año que viene, y si nos paramos al comienzo y lo comparamos con ahora el resultado es tremendo”.

Con muy buenas noticias, Silvana Valente explicó que el proyecto tiene dos etapas. “Nosotros estamos en este punto cumpliendo la primera etapa, que es poder certificar la cantidad de personas que han podido hacer este curso. Esto no solamente implica tener herramientas para emprender, sino que también significa convencernos y convencer a otros de que se puede salir adelante”, dijo, y agregó: “La segunda etapa es tan importante como la primera. Porque apuntamos a capacitar y a partir de acá a cambiar la realidad, queremos realmente poner al servicio de cambio de las realidades de cada uno de ustedes, el cambio de uno es el cambio del grupo familiar, del barrio, de otras personas. Entonces la concreción de esos proyectos tiene una segunda etapa que es la ejecución”. La referente local sostuvo que si bien habían pensado en los préstamos de honor, “queremos que el presupuesto de Olavarría puedan estar al servicio de que esto se concrete, y hemos logrado concretar nueve proyectos y pedimos financiamiento. Hay siete en condiciones de ser desarrollados y verbalmente, la reserva ya está hecha por representantes del municipio”.

Buenas experiencias, buenas noticias, lindos momentos, para comenzar nuevas etapas.

La FIO determinó la huella de carbono de la miel argentina

El estudio fue premiado por la Fundación ArgeINTA.

El estudio recibió un premio de la Fundación ArgenINTA.

  

  •  21 de diciembre de 2016
huella dest
Estela Santalla y Gabriela Mujica.

 

Menos el vuelo de la abeja, todo lo necesario para la obtención de miel deja rastros. Muchos de esos vestigios son inofensivos, pero la inmensa mayoría provocan daños al ambiente. Desde que la miel es extraída hasta su disposición para la venta, se gasta una gran cantidad de energía, se emiten gases contaminantes, y se consumen recursos naturales que afectan al planeta y tienen directa relación con el cambio climático.

Este impacto ambiental se mide con una herramienta denominada “Huella de Carbono”, que calcula la cantidad de emisiones de CO2 que se generan, por ejemplo, durante el ciclo de un producto, y que son liberadas a la atmósfera.

A partir de un estudio de la Facultad de Ingeniería de Olavarría, fue posible determinar por primera vez la huella de carbono para la actividad apícola. Básicamente, Argentina genera 2,5 kg de dióxido carbono por cada kilogramo de miel, siendo el proceso de extracción responsable del 90% de las emisiones.

Este estudio fue realizado por Gabriela Mujica durante su última etapa como estudiante de Ingeniería Industrial, en el marco de una beca de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) de la Provincia de Buenos Aires. Fue un largo y exigente trabajo que le abrió varias puertas en su desempeño como ingeniera, y que ahora utiliza como base para su tesis en un máster sobre Logística de la Cadena Alimenticia.

Mujica hizo el estudio amparada en el Centro de Tecnologías Ambientales y Energías (cTAE) que funciona en la FIO, junto a la ingeniera Estela Santalla, quien tiene una amplia trayectoria en la gestión y tratamiento de residuos orgánicos y agroindustriales.

Como el vino o la carne, la miel es un producto alimenticio de alto impacto en sus exportaciones. Argentina es uno de los tres mayores exportadores de miel del mundo, con el 95% de su producción destinada al mercado externo. Aun así, no había hasta el momento un estudio sobre su huella de carbono específica.

 

Etiqueta verde

 

¿Por qué es importante determinar la huella de carbono de un producto? Es que la necesidad urgente de mitigar las emisiones de gases que contribuyen al cambio climático está creando un nuevo escenario para el consumo internacional de bienes y servicios. Los países que están haciendo esfuerzos para reducir estas emisiones exigen ahora que las mercancías importadas contengan bajos niveles de carbono, con el fin de que compitan de manera más justa con los productos producidos localmente. Con este fin, la aplicación de normas como la huella de carbono se vuelven críticas. Hay mercados que promueven productos con menor impacto ambiental, y consumidores que eligen productos diferenciados.


Si bien todavía no hay una restricción, las principales exportaciones argentinas podrían en breve tener que ajustarse a un sistema de categorización. Entonces, tener productos que demuestren su sustentabilidad ambiental va a requerir información. El estudio de la FIO es justamente un indicador vital para los nuevos modelos de comercialización internacional.

Impurezas

 

La apicultura es un clúster productivo muy artesanal en Argentina. Son en general pequeños productores que llevan sus cosechas a una cooperativa o a otro apicultor que tiene una sala de extracción, con distintos grados de tecnología, y luego el acopiador exporta a granel. La miel argentina es muy valorada por sus cualidades organolépticas, color, sabor, y condiciones sanitarias. No tiene aditivos, poco antibióticos, y su calidad se ha mantenido en la historia.


gabrielaEste reconocimiento del producto carecía, sin embargo, de información para poder mejorar sus procesos y prepararse para un mercado cada vez más exigente. Por eso Gabriela Mujica se propuso determinar la huella de carbono en la producción de miel argentina. Durante un año hizo un relevamiento visitando apicultores y salas de extracción. Aprendió el lenguaje de la profesión, concentró información de las cooperativas, y cubrió el país con datos de las sedes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Con metodología internacional estándar, evaluó la huella de carbono en el momento del manejo y gestión de las colmenas, durante la extracción, en la etapa del transporte, con datos específicos de consumo de electricidad y combustible, entre otros.

Con toda esa información, y amparada en métodos internacionales para identificar el impacto ambiental, Mujica estableció que 1 kilo de miel producida en Argentina genera 2,5 kilos de CO2. Con idéntica metodología de cálculo, este valor es casi idéntico a la huella de carbono de la miel estadounidense.

Además del conocimiento generado para toda la industria apícola, el trabajo realizado en Ingeniería desarrolló un Calculador Electrónico que permite a cada productor generar una base de datos para actualizar el valor del impacto de carbono en la cadena apícola. Es una herramienta que puede ser utilizada a nivel de cooperativas o de organismos gubernamentales con la finalidad de identificar aspectos del proceso que pueden mejorarse, como la eficiencia energética del proceso, aspectos vinculados a la logística del transporte y la comercialización.

Sus propias huellas

 

Este estudio realizado en la Facultad de Ingeniería de la UNICEN fue distinguido recientemente con una mención especial durante la XIII Edición Premios ArgeINTA a la Calidad Agroalimentaria, que destaca a los diferentes actores relacionados con la calidad e inocuidad de los alimentos.

huella
Reconocimiento al trabajo de la FIO.

Asimismo, el trabajo fue divulgado en marzo pasado por la revista Journal of Cleaner Productions, una prestigiosa publicación internacional que concentra estudios relevantes vinculados a la producción limpia, el medio ambiente y la sostenibilidad.

Con todo, esta primera experiencia de Gabriela Mujica en la evaluación de la huella de carbono de la miel será la punta de lanza de otros estudios similares para otros productos, que permitirán mejorar la calidad de los procesos agroalimentarios argentinos y fortalecer el sector exportador. Además, son esenciales para la formación de los ingenieros, capaces de producir conocimiento utilizando estándares internacionales.

 

  

Anuario 2016

Resumen de las noticias más destacadas del año

El crecimiento se puede medir en tamaño, en años, pero también en metas alcanzadas y proyectos en marcha.
Compilar los logros del 2016 provoca la convicción de que seguiremos en el camino del desarrollo y el compromiso, cada vez más consolidados.
La Facultad de Ingeniería de la UNICEN aún tiene mucho por conquistar, aprender, alcanzar, e incontables páginas más que llenar. Estas son algunas de las que hemos escrito juntos el último año...

Mirá el anuario

 

 

 

 

 

Tecnología y ciencia, columnas de las carreras de Ingeniería

Está abierta la inscripción para comenzar un nuevo ciclo académico en la FIO.

Está abierta la inscripción para comenzar un nuevo ciclo académico en la FIO.

 

  • 7 de diciembre de 2016
 ingreso2017bis
Jóvenes de toda la provincia elijen su futuro en Olavarría.

 

La Facultad de Ingeniería de la UNICEN se prepara para comenzar el próximo año un nuevo ciclo, y brindar a todos los jóvenes de la región, la posibilidad de iniciar una carrera universitaria. Son 47 años los que respaldan el prestigio académico y la calidad educativa de la institución, una larga trayectoria que consolidó en Olavarría a la Universidad como un lugar en el que los estudiantes reciben una preparación fundamental para el mundo laboral.

La inscripción se realiza en dos pasos. El primero, es llenar el formulario de preinscripción disponible en la página web www.fio.unicen.edu.ar. La segunda parte del trámite se podrá completar en diciembre y febrero, personalmente en la Oficina de Alumnos de la institución ubicada en avenida Del Valle 5737. Los interesados deberán entregar una fotocopia del título secundario legalizada y autenticada, o constancia de título en trámite (indicar si adeuda materias), una fotocopia del DNI, certificado de salud y el formulario de preinscripción que completó a través de la web, impreso.

Las clases iniciarán el miércoles 8 de febrero con el desarrollo de las actividades del Programa de Ingreso, que son parte de la formación académica del futuro profesional. En este primer acercamiento, además de la formación matemática, se brindarán herramientas de resolución de problemas, de escritura y oralidad, entre otras. Todas las actividades están pensadas como herramientas básicas para que los ingresantes tengan un desempeño exitoso dentro de la universidad desde sus comienzos.

La institución también promueve la práctica de diversos deportes y actividades culturales. Hay líneas urbanas e interurbanas de colectivos que ingresan al Complejo Universitario, donde además, cuentan con una completa biblioteca y un comedor con un menú muy económico. Los alumnos tienen, además, sus representantes institucionales a través del Centro de Estudiantes, y diversas asociaciones estudiantiles según la carrera donde participar e integrarse con asuntos propios de cada disciplina. Incluso, para aquellos estudiantes que aún no pueden trasladarse a Olavarría para comenzar sus estudios, la sede en Quequén ofrece un Ciclo inicial en Ingeniería. La oferta se completa con la Licenciatura y Tecnicatura en Logística Integral, también perteneciente a la FIO.

Oferta académica y tecnológica

La Facultad de Ingeniería cuenta con una amplia oferta académica, de marcado corte tecnológico, entre la que se cuenta Ingeniería Civil, Ingeniería Electromecánica, Ingeniería Industrial, Ingeniería Química, Ingeniería en Agrimensura, Profesorado en Química, Tecnología de los Alimentos, y Tecnicatura en Electromedicina. Además, con requisitos especiales de ingreso, podrán inscribirse en Ingeniería en Seguridad e Higiene, Licenciatura en Enseñanza de las Ciencias Naturales y Licenciatura en Tecnología Médica.

Para informes e inscripción, los interesados deberán dirigirse a la Facultad de Ingeniería, A. del Valle 5737, Olavarría, teléfono (02284) 451055 int. 254, en la Oficina de Alumnos de lunes a viernes de 8 a 12 horas y de 16.30 a 19.30 horas; e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Más información en www.fio.unicen.edu.ar y en facebook.com/FIO.UNICEN.

 

Doná un Árbol. Limpiá tu Huella

Tercera campaña de reforestación del CUO.

Tercera campaña de reforestación del CUO.

arbol destLa Facultad de Ingeniería de la UNICEN puso en marcha la tercera campaña de reforestación del Complejo Universitario Olavarría, con una convocatoria que incluye a los graduados, principalmente, y también a toda la comunidad universitaria para la donación de árboles con la idea de compensar la huella de carbono.
Esta iniciativa apunta nuevamente a entender la relevancia del aporte individual para enfrentar el calentamiento global, y fomenta acciones concretas para involucrarse ante el cambio climático.
La dinámica actual de la sociedad genera grandes niveles de dióxido de carbono (CO2), considerado el principal gas de efecto invernadero, por eso este proyecto alienta la reforestación para compensar la deuda ambiental.
Se estima que cada graduado, durante su periodo de estudiante, generó una huella de carbono de 3 tn. de CO2. Asimismo, en diferentes niveles según la actividad, los docentes, no docentes, estudiantes, y el resto de la comunidad universitaria, también generan una huella contaminante que requiere una dieta de carbono.
Por eso, estimular la plantación de árboles es un mecanismo vital para mitigar el cambio climático. El dióxido de carbono presente en la atmósfera es absorbido por las plantas a través del proceso de fotosíntesis. Por este medio, las plantas convierten la energía de la luz solar en energía química aprovechable para los organismos vivos. Se calcula, en promedio, que cada especie plantada captura el carbono de 0.5 tn de CO2 emitidos.
En las campañas anteriores sumaron más de 170 los ejemplares donados. Para esta nueva edición, se esperan todavía más donaciones para ampliar las áreas verdes del Complejo, mejorar la calidad del aire, contribuir a la conservación del suelo, y fomentar mejores relaciones con el cuidado del medio ambiente.
Los detalles y alcances de este proyecto están concentrados en el sitio www.fio.unicen.edu.ar/limpiatuhuella, donde está especificado el procedimiento para realizar las donaciones. Además, allí está publicado un mapa del Complejo con las 21 especies de árboles propuestas y su distribución en el terreno.

card_membership
Doctorado en Ingeniería
report_problem
Seguridad e Higiene
Presencial / A Distancia
public
Relaciones Internacionales
school
Graduados

Actualidad Archivo de Noticias

Carrera ganada
La Carrera Académica es un sistema de formación, perfeccionamiento, actualización y evaluación ...
Se refuerzan los vínculos con investigadores ...
 Proyecto de investigación bilateral   Autoridades e investigadores de la FIO con ...
Desayuno final
Con una gran mateada con torta, autoridades, docentes, y Nodocentes de la FIO se reunieron en ...
Las Pymes y la competitividad
El miércoles 7 se presentó en el Auditorio de la FIO el Dr. Miguel Ángel Vicente, especialista ...
El cannabis medicinal sigue en agenda
Se realizó una charla a cargo del docente y doctor en química Gastón Barreto y la diputada ...
“Hay que poner el estudiante en contacto con el ...
  “En el campo de los recursos humanos me parece que tenemos por delante una década de ...
El handy man
La hicieron grande: Enrique Coria    33 años. Incontables pasos por todos y ...
Estudiantes de Ingeniería Civil auditan obras en ...
A través de un convenio entre el Ministerio de Infraestructura y la UNICEN. Entre Necochea y ...

Agenda

date_range
Calendario académico
import_contacts
Biblioteca
local_dining
Comedor
bubble_chart
Cultura
donut_small
Comunicación Institucional
perfil1
logofii

Fundación de Ingeniería para la Innovación

Facultad de Ingeniería

Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires

Av. Del Valle 5737

(7400) Olavarría - Buenos Aires - Argentina

+54 02284 451055

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


 

UNICEN

puntoFIO - Boletín semanal de noticias

Intranet