Archivo de Noticias

Confirman en Ingeniería que el mate no tiene mateína, sino cafeína

El mate sigue siendo la mejor excusa para el encuentro, la charla, y también para el debate. Como infusión compartida en Argentina y sus países vecinos, hay acuerdos sobre sus propiedades estimulantes, diuréticas, digestivas, cardiovasculares, entre otras. Pero también, en cada cebada, conviven discordias sobre la composición química de la yerba mate.

Popularmente se afirma que la mateína es el principio activo contenido en la yerba mate, capaz de estimular el sistema nervioso central, combatiendo la fatiga y favoreciendo el trabajo intelectual. La sustancia sería el equivalente a la teína del té, la cafeína del café, o la teobromina del cacao.

Sin embargo ahora, a partir de un estudio elaborado por la Facultad de Ingeniería de la Unicén, es posible afirmar que la mateína como tal no existe, sino que el estimulante natural que contiene la yerba mate es, simplemente, cafeína. “Tal vez fue una forma que se adoptó de mencionar a la cafeína, quizá por alguna cuestión comercial”, sostuvo el licenciado en química Oscar Díaz, director del Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de Ingeniería, y uno de los autores del estudio.

Díaz admite que no se trata de ningún descubrimiento, sino de la confirmación científica de la presencia de una sustancia en un determinado producto, que hasta ahora generaba desacuerdos.

“El interés se originó por buscar la cafeína en la yerba mate, porque algunas marcas comerciales indican su presencia en la etiqueta, y otras no. Entonces, como curiosidad, investigamos diez marcas distintas de yerba, y determinamos que todas contienen concentraciones de cafeína, con un mayor contenido estimulante en las que mayor presencia de cafeína presentan”, explicó Díaz. El licenciado trabajó en este caso con el doctor Gastón Barreto, la licenciada Élida Álvarez, más la alumna de Ingeniería Química Julieta Aranda, quienes presentaron los resultados en el sexto Congreso Argentino de Química Analítica, realizado recientemente en la ciudad de Santa Fe.

El procedimiento

Para el estudio, los especialistas extrajeron aproximadamente 5 gramos de cada una de las muestras, empleando agua destilada a 80ºC, temperatura que habitualmente se emplea para cebar mate. Con un solvente orgánico especial, se extrajeron las sustancias disueltas en esa agua, y se analizaron en un cromatógrafo gaseoso acoplado a un espectrómetro de masas.

El uso de esta aparatología de última tecnología presente en el Departamento de Ingeniería Química es vital para tener una precisión casi absoluta sobre la composición de las muestras. El cromatógrafo acoplado al espectrómetro de masas tiene una biblioteca interna con miles de de compuestos, con la cual compara el resultado de la muestra inyectada, y ofrece una lectura casi sin errores sobre la composición evaluada. Estos equipos son los que se utilizan habitualmente, por ejemplo, para hacer los controles antidoping en el deporte, y que garantizan una elevadísima fidelidad.

En definitiva, “pudimos confirmar que las marcas comerciales de yerba mate analizadas contienen cafeína, si bien algunas lo indican en las etiquetas y otras no, y que las yerbas energizantes contienen mayor tenor de cafeína”, resumió el licenciado Díaz.

Aportes

En este caso, donde las conjeturas acerca de la composición de la yerba mate habían estado en conflicto, la ciencia y la tecnología se encargaron de documentar y resolver una suposición. Además es posible proyectar esta forma de trabajo a otros productos comerciales con distintos contenidos de cafeína como té, café, café descafeinado, bebidas energizantes, etc., para contrastar los valores indicados en sus etiquetas y/o investigar su presencia.

Al aplicar un método científico y usar tecnología de última generación en torno a una ceremonia tan tradicional como la de tomar mate, junto con los resultados obtenidos, se generó una multiplicidad de consultas y requerimientos por el trabajo de Ingeniería en diversos ámbitos, desde colegas químicos hasta medios de comunicación de todo el país.

“Me preguntan si ahora tiene algún inconveniente tomar mate, y yo les digo que no, yo tomo mate todo el día. Siempre que los niveles de cafeína no excedan lo permitido no hay ningún problema. Simplemente, ahora sabemos más sobre la yerba mate que usamos cotidianamente. Con este estudio, y con la tecnología que tiene Ingeniería, ofrecimos una respuesta científica a un dilema popular”, manifestó Oscar Díaz.

Facultad de Ingeniería

Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires

Av. Del Valle 5737

(7400) Olavarría - Buenos Aires - Argentina

+54 02284 451055

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


 

UNICEN

puntoFIO - Boletín semanal de noticias

Intranet